Cuestiones frecuentes

 

 

 

 

¿Qué es un transexual?

 
La mayoría de la gente no tiene que responderse a esta pregunta “¿soy un hombre o una mujer?” para casi todos la respuesta es obvia. Para los transexuales, el sexo de su cuerpo se siente como totalmente erróneo, debido a que la forma en que ven el mundo es la del sexo opuesto.
 
Esto a menudo es muy confuso para el transexual, ya que toda la gente espera que un cuerpo de hombre contenga un hombre, y que un cuerpo de mujer contenga una mujer. Esto no es cierto en el caso de los transexuales, y el hecho de que tengan las características físicas corporales equivocadas para su verdadero sexo los hace muy infelices.
 
Hay dos tipos de transexuales. Las mujeres transexuales son mujeres con cuerpo de hombre, mientras que los hombres transexuales son hombres con cuerpo de mujer. El transexualismo es una condición poco habitual pero hay miles de transexuales en el mundo. De hecho, aunque no se haya dado cuenta, probablemente usted haya conocido a un transexual. 
   Una mujer transexual antes y después del tratamiento

 

 

¿Por qué ocurre la transexualidad?
 
Existen diversas teorías pero en realidad nadie lo sabe todavía.
Investigaciones recientes en el cerebro humano han mostrado que los cerebros del hombre y la mujer tienen diferente estructura. Los estudios realizados parecen indicar que los cerebros de los transexuales están estructurados como aquellos equivalentes a su sexo psicológico en lugar de a su sexo físico.
 
Esto sugiere fuertemente que hay un proceso físico que causa la condición que ocurre durante el desarrollo del cerebro mientras está en el útero, y que es una condición de tipo intersexual (esto es, el cuerpo físico ni es masculino ni femenino pero tiene características de los dos). Hay varias causas posibles para esto.
 
¿Saben los transexuales siempre que son transexuales?
 
Con seguridad sí, lo saben. Durante la infancia es imposible que pueda identificar su diferencia, pero desde niño, tiene el profundo sentimiento de que hay un error,  aunque le lleva muchos años comprender qué sucede. Pensemos que la mayor parte de la gente tiene una armonía absoluta entre su género psicológico y su género anatómico, por eso es a menudo difícil para los transexuales comprender exactamente cual es el problema.
 
Algunos transexuales saben que son miembros del sexo ‘opuesto’ desde el tiempo en que ellos estaban enterados de que hay diferencias entre hombres y mujeres, otros saben que quieren ser del otro sexo sin comprender el por qué, y otros creen que no son transexuales a media o avanzada edad antes de que comprendan la verdad sobre sí mismos.
 
¿Es la transexualidad una elección de estilo de vida?
 
Absolutamente no.
 
El proceso de cambio de rol de género es extremadamente duro, y es siempre el último recurso, realizado solamente tras años de reflexión íntima. Los transexuales son algunas veces acusados de ser egoístas, pero la dificultad del cambio que deben sufrir no es nunca el resultado de un capricho, ociosa curiosidad o aburrimiento. Escogen este camino debido a que ninguna otra forma de vida les es soportable. Los transexuales nacen, no se hacen.
 
¿Por qué si una persona es transexual no cambia y se hace una persona normal?
 
Nadie eligió ser transexual, es algo que se da desde el desarrollo fetal. Por circunstancias todavía desconocidas, el cerebro no se diferenció correctamente. La persona nace con un cerebro anatómicamente y funcionalmente del género opuesto a sus órganos sexuales.
 
¿Hay cura para la transexualidad?
 
A principios de este siglo, cuando la condición era menos conocida la transexualidad estaba clasificada como enfermedad mental. Los psiquiatras intentaban ‘curarles’ usando técnicas como terapia de aversión y medicamentos. Nunca funcionó. No hay forma de que un transexual genuino pueda nunca ser feliz viviendo en el rol de género erróneo, y los intentos de hacer al transexual ‘normal’ siempre fallan.
 
Los transexuales mismos a menudo intentan sobrellevar su cuestión de identidad de género ignorándola, o negando que existe un problema. Desafortunadamente, a largo plazo, ninguno de esos métodos funciona. Son simplemente intentos de alejar algo que debe enfrentarse, y únicamente producen que el sentido del transexual de infelicidad se profundice hasta alcanzar un punto de crisis.
 
El único tratamiento satisfactorio encontrado para los transexuales es que vivan como miembros del sexo al que psicológicamente pertenecen.
 
Sin embargo, la reasignación sexual no es un paseo para el transexual. Es un proceso largo, caro y muy duro, y el resultado final es un compromiso (por ejemplo la cirugía hace al transexual estéril). Sin embargo, prácticamente todos los transexuales encuentran que, a pesar de ser algunas veces objeto de prejuicios y discriminación, la reasignación sexual proporciona una vida agradable y plena.
  Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
¿Qué soluciones ofrece la ciencia a las personas transexuales y que limitaciones tendrán estas personas a pesar de la reasignación de sexo?
 
En los transexuales mujer-a-hombre (FTM) es sencillo conseguir los caracteres masculinos con el tratamiento hormonal, por el contrario la genitoplastia masculinizante no obtiene resultados satisfactorios. Como alternativa para este problema todavía no superado, existen las prótesis de pene fabricadas por protésicos profesionales y que ofrecen al hombre transexual una solución aunque no sea todavía la perfecta.
 
En transexuales hombre-a-mujer (TMF) no hay, por el momento, forma de revertir el desarrollo del esqueleto si ya se ha completado la maduración puberal. Tampoco hay respuesta completa en la eliminación del vello facial, o en los cambios de voz, ni siempre se alcanza el grado de desarrollo mamario deseable. Por el contrario la cirugía genital obtiene unos resultados muy óptimos.
 
¿Es peligroso para la salud el tratamiento hormonal?
 
Las complicaciones de los tratamientos hormonales en realidad son mucho menores de lo que suele temerse.
 
Cualquier medicación puede tener complicaciones, y si se dosifica mal, o hay interacción con otros medicamentos, ciertas patologías que puedan incompatibilizarla, u otros aspectos, podrían producirse efectos adversos.
 
En proporción hay más muertos al año en el mundo a causa del alcohol o del tabaquismo que a causa de los tratamientos hormonales sustitutorios con los que son tratadas las personas transexuales.
 
¿Qué especialidad médica es la que se ocupa de la Reasignación de Sexo?
 
El tratamiento médico de una persona con transexualidad es prescrito por especialistas en Endocrinología y es evaluado periódicamente (cada 6-12 meses)  durante toda la vida del paciente. Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
 
¿Qué dicen los estudios realizados a pacientes que se han sometido a una Reasignación de Sexo?
 
Las contraindicaciones diagnósticas y clínicas para el tratamiento hormonal han sido claramente superiores en pacientes transexuales hombre-a-mujer (TMF), y siempre debido a que la frecuencia de autotratamientos en estos pacientes. Los pacientes transexuales mujer-a-hombre (FTM) no han presentado apenas problemas clínicos que desaconsejen la terapia hormonal, ni en la evaluación basal ni en el seguimiento.
 
¿Me está diciendo que puede darse el caso de que una persona  transexual se administre hormonas por su cuenta?
 
Hoy día es impensable. Anteriormente, al no haber existido cobertura sanitaria en la sanidad pública hasta 1999, los pacientes, principalmente los transexuales hombre-a-mujer, han recurrido a autotratamientos hormonales sin control clínico ninguno de dosificación. En estos pacientes ha sido necesario reorientar estos tratamientos e incluso en algunos casos plantear su suspensión, por no tener el paciente criterios diagnósticos de transexualidad o por existir alguna contraindicación médica para el uso de esteroides sexuales.
 
¿Existe regulación jurídica con respecto a la transexualidad?
 
En la Sentencia de 2 de Julio de 1987 el Tribunal Supremo aborda por primera vez la cuestión de la Transexualidad. Considera dicha resolución que “la transexualidad es un problema de nuestros tiempos, una realidad evidente que demanda una solución jurídica justa”.
 
En España, el pasado 30 de junio el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de Identidad de Género que permitirá a los ciudadanos transexuales cambiar su nombre y sexo en todos sus documentos, aún cuando éstos no se hayan realizado las operaciones genitales.
 
La Ley de Identidad de Género, que hará posible que la documentación refleje la verdadera identidad de los transexuales diagnosticados aun sin pasar por el quirófano, resolverá numerosas situaciones de discriminación y marginalidad, como la discriminación laboral, la transfobia, el acceso con naturalidad a los servicios públicos, los impedimentos legales, e incluso el rechazo familiar, al constatar que se trata de un fenómeno normal. Se trata de un aspecto que llega con retraso respecto a otros países de la Unión Europea (Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Holanda), pero que permitirá la seguridad jurídica para cientos de personas hasta ahora sin amparo, los transexuales diagnosticados.
 
¿Qué dicen hoy en día los estudios acerca del “por qué” de la Transexualidad?
 
La medicina internacional empieza a tomar en consideración las recientes investigaciones médicas (como las llevadas a cabo por L.J.G. Gooren) que se inclinan por conceder una mayor relevancia en la determinación del sexo al llamado sexo cerebral, hasta el punto de ser éste uno de los principales indicios de pertenencia de una persona a un determinado sexo.
 
Cada vez son más los profesionales de la medicina que admiten una noción de sexo no basada en estrictas consideraciones biológicas o cromosómicas.
 
Aunque en Medicina se incluye como trastorno, no se trata de un trastorno mental en sí mismo, sino que es tratado como tal debido a las complicaciones psicológicas que presentan estos pacientes, especialmente antes de comenzar el proceso de reasignación.
 
¿Cuál es el origen de la transexualidad?
 
Como dijimos antes, el origen de la transexualidad puede ser biológico. Cada vez parece más probable que se origine durante la etapa fetal, en la que una alteración da lugar a que el cerebro se impregne hormonalmente con una sexualidad distinta a la genital.
 
¿No ese trata de una cuestión de moda o de una perversión de los tiempos modernos?
 
La transexualidad no es una perversión.
No es un trastorno mental pero es tratado como tal debido a los traumas y problemas psicológicos que presenta en los pacientes. El transexual es una persona mentalmente sana.
Por supuesto no es una moda, los transexuales han existido siempre y su rastro aparece en los libros a lo largo de la Historia.
 
¿Por qué no está bien visto este problema?
 
Porque la ignorancia es atrevida. La transexualidad no es una forma de vida, ni una desviación. No es una elección propia. Ser transexual es problemático, triste y desagradable. Ningún transexual expresa que es feliz siendo transexual. ¿Por qué por añadidura está mal visto?: la ignorancia es atrevida.
 
¿Por qué hay familias que rechazan a uno de los suyos cuando descubren su transexualidad?
 
Mucha gente encuentra difícil el creer que la persona que ellos han conocido por tanto tiempo como miembro de cierto género, es en realidad miembro del otro. La reacción al principio suele ser de desconcierto, pero afortunadamente cada vez son más las familias que acaban dando su apoyo y ayuda.
La reacción comprensible en los primeros momentos es la siguiente:
– Miedo a que el “cambio de sexo” signifique perder a esa persona, nada más alejado de la realidad ya que en realidad se rebela la verdadera identidad de ese ser querido, se despejan todas las dudas respecto a su comportamiento y a partir de ahora podemos ayudarle.
– Miedo al qué va a pasar a partir de ahora.
– Miedo a que vaya a sucederle algo malo o a que esté bajo los efectos de la locura o del engaño de alguna secta peligrosa.
Para superar estos miedos basta con leer bien los informes psiquiátricos, estos rebelan la ausencia de patologías mentales mayores: la persona está mentalmente sana.
La información por parte de especialistas en el tema es importantísima para poder destruir tópicos: el transexual no va a morir. Tampoco va a convertirse en un ser distinto o extraño, es una persona física y mentalmente sana que con el tratamiento indicado puede llevar una vida totalmente normal y saludable.  
 
Las reacciones negativas se dan en aquellas familias que optan por el enfado y el rechazo al problema, culpando de todo ello a quien es en realidad la única víctima (el transexual en si) comportándose como si se sintieran engañados no se sabe muy bien por quién o por qué.
Este  tipo de reacción ante un ser querido que sufre, solo puede ser comprendida si se explica por la vergüenza al qué dirán o el fastidio que puede estar produciendo que “ese familiar les complique la vida”, algo que no merece ser replicado.
 
¿Por qué muchas transexuales son prostitutas?
 
Las mujeres transexuales por lo anteriormente expuesto, sufren un gran rechazo social, algunas ocasiones familiar y laboral. Una transexual no es menos capaz, sus capacidades laborales no se ven diezmadas por el proceso de cambio, por el contrario, al realizar y estar en el proceso de cambio hay una mejor aceptación propia que puede llevar a un mejor rendimiento y mejora sentimental, emocional, laboral, etc. Pero a pesar de ello nadie quiere contratarlas. Muchas mujeres transexuales terminan practicando la prostitución porque han quemado todos sus cohetes, no tienen trabajo, ni techo, ni cuentan con el apoyo familiar. Pero lo que sí tienen es hambre. Por eso algunas mujeres –transexuales y no transexuales- se prostituyen.    

 
¿Cómo sabe uno si es transexual?
 
El transexual lo sabe desde niño. Sabe que no es homosexual porque su problema no tiene que ver con lo sexual, es un problema de identidad. Afecta al todo de la persona.
 
¿Cómo distinguirlo de la homosexualidad?
 
Un transexual no acepta que su pareja mantenga con él/ ella una relación de homosexualidad. Por ejemplo: sabemos que un chico transexual es físicamente una mujer, aunque mentalmente un hombre. Pues este mismo chico, por ser mentalmente un hombre, jamás aceptaría una relación en la que su pareja lo viera como mujer. Eso para él seria mantener una relación homosexual, y él no es homosexual. Por ello, un chico transexual no reasignado, jamás muestra su cuerpo desnudo a su pareja.
 
¿Cómo empieza alguien a ser transexual?
 
No hay un pistoletazo de salida. Se nace transexual.
Todos los días nacen niños autistas, sordos, mudos, ciegos, trisómicos. También nacen niños transexuales.
La naturaleza no es perfecta, y la transexualidad no es más que una de sus muchas imperfecciones. Por ello es tan absurdo sentir odio o rechazo por las personas transexuales. Estas, no son responsables ni culpables de su dolencia, ni tampoco la han elegido.
 
¿Son los transexuales enfermos mentales?
 
No lo son.
El transexual es una persona mental y físicamente sana. La transexualidad no ha sido nunca relacionada con ninguna de las patologías psíquicas conocidas.
No es un trastorno mental pero es tratado como tal debido a las complicaciones psicológicas que presenta en estos pacientes.
El transexual tiene su propio diagnóstico. Dicho diagnóstico únicamente puede ser uno de los siguientes:
– Transexualismo.
– Transexualidad.
– Disforia de Género.
Trastorno de la Identidad Sexual.
 
¿Son los transexuales viciosos?
 
Por supuesto que no.
Basta con acercarse un poco a ellos y es fácil comprobar que son personas totalmente normales.    

 
¿Es verdad que las personas transexuales son personas inestables y predispuestas a la enfermedad mental?
 
Esta teoría no se apoya en ningún dato salido de la medicina. No existe ni un solo dato que apoye esta hipótesis.
 
¿Es verdad que las personas transexuales son promiscuas?
 
Las personas transexuales son personas normales y corrientes. La mayoría lleva una vida anónima y silenciosa semejante a la de cualquier pareja.
 
¿No le importa al transexual que su familia pueda ser señalada o marginada por su culpa?
 
El que esto ocurra tendrá que ver con el grado de transfobia externa, nunca con la persona transexual. Es la familia quien debe volcarse con el familiar transexual para brindarle su apoyo y protección sin sentir vergüenza ni miedo a dar la cara por un ser querido. Caso de no hacerlo, ellos serán los egoístas, no al contrario.
 
Un padre o una madre transexual pueden dar lugar a hijos con conflictos de identidad sexual.
 
Falso. De acuerdo con este anunciado los hombres y mujeres transexuales debieron tener a su vez padres con conflictos de identidad sexual. Esto no es cierto.
 
¿Por qué los transexuales sufren de depresión y angustia?
 
Esto mismo ocurriría en la población general si tratáramos de modificar la identificación con el propio género.
 
¿Por qué esta tan mal vista la transexualidad en el mundo en el que vivimos?
 
La palabra “transexualidad” lleva impresa la palabra “sexo”. Por lo pronto esto nos pone alerta frente a lo que tememos se trate de algo sucio y desordenado.
Las personas que juzgan mal a los transexuales casi siempre lo hacen por ignorancia o miedo a lo desconocido.
Pero sobre todo están las leyendas negras que rodean al Transexualismo. Cuando usted conoce en persona a un o una transexual, muy pronto entiende por si mismo que se trata de personas completamente normales. Casi inmediatamente se derrumban todas y cada una de las leyendas siniestras y oscuras, totalmente disparatadas, que usted ha oído a lo largo de su vida acerca de estas personas.
 
Para entender la transexualidad hay que empezar por comprender que se trata de un problema de identidad, no de sexo. Hablamos de identidad sexual, pero identidad.
En ningún caso está relacionado con el sexo o con alguna práctica sexual, por lo tanto, el transexual, no es vicioso por vocación.
 
¿Podemos decir pues que el transexual nace con los dos sexos?
 
Podríamos decirlo. Pero a diferencia de otras condiciones intersexuales, no hay nada notorio en los genitales del recién nacido.    
 
Soy familiar de una persona transexual ¿qué he hecho mal? ¿es culpa mía?
 
No hiciste nada mal.
 
Tu familiar no es así por algo que tu hiciste ni por algo que alguien hizo. Te sorprenderia saber cuanto tu hijo transexual (hermano, padre) te necesita a su lado y lo decepcionado que se siente de no poder ser lo que tu esperabas que fuera.
 
A medida que la ciencia descubre más cosas sobre los orígenes del transexualismo, se va aclarando que todo esto se debe a influencias prenatales, e incluso hay patrones genéticos en todo ello.
 
¿Le molesta al transexual que se hagan chistes o bromas sobre su problema o que se le imite?
 
Como siempre dependerá de la persona pero normalmente a nadie le molesta una broma si no es de mal gusto y sobre todo si no está hecha con la intención de hacer daño.
 
Tengo un amigo transexual. Me gustaría hacerle muchas preguntas pero tengo miedo a hacerle daño o a que se moleste conmigo. ¿Hasta dónde puedo llegar con mis preguntas?
 
Las personas transexuales tienen pudor, como cualquiera. Una vez hayas comprendido esto, la respuesta a tu pregunta es obvia: todo depende del grado de confianza que tengas con tu amigo, la manera de ser de esa persona y el lazo que os une (no es lo mismo que le hayas conocido ayer por la tarde a que sea un amigo de años con el que has compartido muchas cosas).
 
Las preguntas hechas con respeto suelen ser contestadas, pero también ten en cuenta que tu no eres su médico y que todos tenemos derecho a nuestra intimidad sin que eso signifique que te excluya de su vida.
 
Con seguridad hay ciertas cosas que a ti no te apetece hablar o comentar fuera de la consulta médica. A él (o ella) le pasa lo mismo y debes respetarlo.
 
No me causa ningún problema que esa persona a la que conozco sea transexual. ¡No me importa! ¡Lo tengo aceptado!
 
¿Estás seguro? Aquí hay algunas preguntas para hacerte a tí mismo. Si las contestas honestamente, te darás cuenta de cuantas veces les hacemos daño sin nosotros mismos quererlo.
 
– ¿Eres capaz de hablar a esa persona con el género que realmente le corresponde?
– ¿En el fondo, aunque no lo digas, le consideras responsable y crees que si se esforzase podría ser como los demás?  
– ¿Le respetas tanto como lo harías de no ser diferente?
– ¿Le consideras tan inteligente como a cualquiera o, por el contrario, hay cosas que das por hecho que con él o ella no puedes compartir?
– ¿Te permites comentarios o bromas de mal gusto que no harías con otras personas?
– ¿Te avergüenza lo que puedan pensar los familiares, vecinos o amigos?
– ¿Te niegas a reconocer que esa persona tiene un problema y escondes la cabeza esperando a que se le pase o se olvide?
– ¿Le echas su problema en cara o haces delante suya reflexiones del estilo “si fueras normal no harias esto o lo otro…”?
– ¿Le hablas de su pasado como si te hubiera robado a alguien?  (“cuando eras mujer te gustaba mas el cine”)
– ¿Le hablas como si fuera el asesino de su propia persona? (“Mi hija nunca habría dicho eso”)
– ¿Intentas por todos los medios que intente cambiar? (Podrías ser tan feliz…)
– ¿Le hablas como si desde que sabes que es transexual ya no fuera la misma persona? (Cuando eras pequeña eras tan guapa…)
 
¿Cómo puede ayudar la familia, los amigos o los compañeros de trabajo a un transexual?
 
Esta pregunta queda largamente respondida en el apartado “Si usted conoce un transexual”.
 

 

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto: